Villa Clara

Villa Clara, región de encantadores paisajes y virginales playas es una de las provincias centrales de Cuba. Su capital es la ciudad de Santa Clara. Limita al norte con el Océano Atlántico y al sur con las provincias de Sancti Spíritus y Cienfuegos. Es tierra de ciudades legendarias, llenas de historia y tradiciones.

El centro de la capital villaclareña es el Parque Vidal rodeado de algunos edificios interesantes como el Palacio Municipal, el hotel Santa Clara Libre y el Teatro La Caridad, declarado Monumento Nacional en 1981, y considerado joya arquitectónica, patrimonial y cultural de la ciudad. También el viajero podrá visitar el  Museo de Artes Decorativas y del Museo Provincial de Historia. Otro sitio de gran interés es el Parque Carmen con su iglesia parroquial bajo cuyo árbol de tamarindo se diera la  misa que fundó la ciudad de Santa Clara.

El turismo de la provincia de Villa Clara se localiza fundamentalmente en sus cayos, el balneario de Elguea y el lago Hanabanilla.

Al norte de la provincia  se despliega el archipiélago Sabana–Camagüey o Jardines del Rey. Tres de sus cayos más importantes son: Santa María, Ensenachos y Las brujas que son reservas prácticamente vírgenes con abundantes bellezas  naturales y excelente playas de aguas límpidas y fina arena blanca, que invitan al buceo y a la fotografía submarina. En el islote Las brujas  el visitante puede alojarse en el hotel del mismo nombre, desde donde puede visitar el  Barco San Pascual, también conocido como el “Pontón” o el “Titanic de Caibarién”. Este barco construido en California, Estados Unidos está varado en el lugar desde 1933. En 1994 fue totalmente remodelado para su explotación turística y es utilizado como un original hotel flotante con diez camarotes.

Elguea es un excelente balneario considerado uno de los más importantes de su tipo en América Latina. Se encuentra en el municipio de Corralillo y es un sitio dedicado a la salud, la belleza y el descanso. Se descubrió en el siglo XIX, cuando un esclavo de la familia Elguea, que padecía de una afección de la piel fue liberado para no contaminar a la dotación y al cabo de un año apareció totalmente curado gracias a estos manantiales de aguas con propiedades  mineromedicinales que descubrió. El balneario se complementa con un hotel del mismo nombre.

En el municipio de Manicaragua se localiza el embalse Hanabanilla que debe su nombre a una joven princesa indígena, hija del cacique Arimao, uno de los líderes más respetados de la resistencia contra los conquistadores en la isla. Es el único lago del país rodeado de bellísimos paisajes de montaña. El Rio Hanabanilla uno de los que le da vida y nombre a esta represa tiene numerosas cascadas como el Salto del Hanabanilla, el más alto de Cuba.

En este lugar paradisíaco el vacacionista tiene el privilegio de disfrutar de la naturaleza con programas como el del sendero El Nicho, el cual transita por la montaña junto al cauce alto del río Hanabanilla; asimismo se brinda un paseo fluvial por el Río Negro que permite apreciar las maravillas del entorno, a lo cual se suma la agradable oferta gastronómica en el ranchón, especializado en platos típicos de la comida criolla cubana. En dicho recorrido también se llega a la pequeña Cascada del Amor, que en su descenso termina en una refrescante poceta de aguas cristalinas. Para completar la oferta la región tiene facilidades de alojamiento en el Hotel Hanabanilla que yace a la orilla del lago.

4 thoughts on “Villa Clara

Deja un comentario