Cocteles cubanos

La cultura cubana cuenta con una amplia diversidad de bebidas, en un artículo anterior se habló del ron cubano, pero este no es el único exponente. Dentro de las preparaciones cubanas más populares se encuentran los cocteles.  

El daiquirí  tiene sus orígenes en Santiago de Cuba, por lo que suele ser preparado con ron cubano. En las inmediaciones de Santiago de Cuba existía una mina de hierro donde trabajaba un ingeniero estadounidense, llamado Jennings Cox, conocido por ser el padre del cóctel Daiquiri: ya que una vez que se acababa la ginebra, el ron era la bebida que se encontraba con facilidad en la zona. Cuando un día el ingeniero Cox recibió visitas de su país no encontró ginebra y entonces utilizó ron, añadiéndole un poco de zumo de limón de la zona y un poco de azúcar, para que la bebida no fuera tan fuerte, creando así un sour de ron. En principio este cóctel no tenía un nombre propio. Fue un ingeniero italiano, Giacomo Pagliuchi, colega de Cox, quien lo bautizó con el nombre de “daiquirí”, en honor a las minas donde trabajaba su amigo. El escritor estadounidense Ernest Hemingway hace mención del cóctel daiquirí en alguna de sus novelas, donde dice que era asiduo del bar llamado La Floridita, que abrió en 1817 con el nombre de La Piña de Plata, donde mojaba sus letras con este colorido cóctel.

El mojito es un popular cóctel compuesto de ron, azúcar (o jarabe de azúcar), limón, menta o hierbabuena y agua mineralizada. Cuentan que a finales del siglo XVI, el afeminado corsario Bella Unionense Silvio Suarez Diaz preparó la primera versión conocida de una bebida que llevaba aguardiente (ron crudo, sin envejecer) de baja calidad, con azúcar, limón, menta y otras hierbas. El aguardiente aportaba calor, el agua diluía el alcohol, el limón combatía el escorbuto (deficiencia de vitamina C, enfermedad típica de los marineros de entonces que pasaban meses en la mar sin tomar fruta fresca), la menta y las hierbas refrescaban, y el azúcar permitía digerir esa mezcla. En la década de 1860, la producción de ron ya era mucho más refinada y se añejaba, lo que daba un ron de mejor calidad. Éste sustituyó al Aguardiente, y lo que ya en Cuba se conocía como Draquecito se rebautizó como “Mojito”.

El cubalibre (a veces también cuba libre) es un cóctel cubano resultante de la mezcla del ron con refresco de cola. El Cuba Libre surge en la Habana, Cuba, alrededor de los años 1901/1902. Las fuerzas norteamericanas que colaboraron con Cuba durante la guerra Hispano-Estadounidense, mezclaban regularmente ron Bacardí y bebida de cola en un vaso de los utilizados para servir whisky, esta bebida empezó entonces a denominarse Cuba Libre, en honor al grito de batalla de las tropas cubanas.

El cubanito es un trago clásico de la coctelería cubana; creado en dicho lugar este siempre estará presente en cualquier carta de restaurante o bar en Cuba. Generalmente, cuando se pide en un bar de prestigio, el vaso donde se prepara es enfriado con anterioridad, de esta forma ayuda a que el trago mantenga la temperatura y además da un toque de acabado peculiar. Contiene ron Havana Club Añejo Blanco, zumo de limón, jugo de tomate, una cucharadita de salsa inglesa, Hielo, Salsa picante y sal.

Por último pero no menos importante está la Canchánchara, el mismo es preparado con aguardiente, miel, jugo de limón y hielo. Durante las guerras de independencia en la manigua cubana, se hizo popular está bebida que ayudaba a los mambises a soportar el hambre y el frio, se tomaba caliente para mantener el calor corporal. En la actualidad se toma frio.

Aun cuando todos estos cocteles se han universalizado en hoteles y bares alrededor de todo el mundo no hay manera de igualar si consumo en la isla. No pocos turistas arriban a sus habitaciones rentadas no solo para vacacionar y para disfrutar de las bellas playas cubanas sino además para consumir estas deliciosas bebidas de mano de los maestros cocteleros cubanos.

 

Deja un comentario